Cómo fomentar la implicación de los trabajadores en prevención laboral

Una de las fases más importantes de la implementación de la prevención de riesgos laborales es la tarea de involucrar a todos los miembros del equipo en este proceso. Para conseguir una buena integración de este plan en tu empresa es indispensable implicar a todos los trabajadores, independientemente del cargo que ostenten, ya que todos y cada uno de ellos deben ser conscientes de los riesgos de desempeñan sus actividades laborales diarias y saber añadir los procesos preventivos necesarios.

Cuando se habla del concepto de “riesgo” no es indispensable que se trate de un riesgo inminente o de una actividad especialmente peligrosa por los materiales o conductas, ya que se entiende como riesgo cualquier consecuencia que pueda tener para la salud o la seguridad, desde las enfermedades profesionales que surgen a largo plazo hasta las posibilidades de accidente real en el terreno de trabajo.

Trasladar la percepción del riesgo a los trabajadores para la prevención

Una de las partes más importantes a la hora de fomentar la implicación de los trabajadores en prevención laboral es aumentar la percepción del riesgo, que en muchas ocasiones puede estar pasando desapercibido. Las creencias personales de cada persona, el desconocimiento o la falta de reflexión pueden influir en una falta de percepción del personal, por lo que será importante indagar en ella.

Las fundamentales características personales que pueden influir en la percepción de los trabajadores son:

La infravaloración del peligro, muy común en personas muy seguras de sí mismas y con una gran sensación de control sobre las cosas.

La minimización de la naturaleza del riesgo por un extenso conocimiento de la actividad a desarrollar, ya que al estar muy acostumbrados a ejecutarla se pierde la percepción real del peligro. Las rutinas son importantes factores de riesgo, ya que causan una falsa sensación de control.

Las emociones que desembocan de un riesgo inminente, ya que cada persona con su carácter y su sistema de creencias puede reaccionar emocionalmente de maneras completamente distintas.

Mejorar las percepciones de los trabajadores implicados

Para introducir una verdadera cultura preventiva entre los trabajadores y desarrollar conductas satisfactorias en la prevención laboral es indispensable dar a conocer los riesgos reales y fomentar esa correcta percepción. Se puede conseguir tomando algunas medidas concretas que se detallan a continuación.

Una de las medidas fundamentales es informar a los trabajadores sobre la prevención de riesgos laborales y formarlos en la materia. Esto ayudará a tomar conciencia de los riesgos existentes y a integrar buenos hábitos.

También se deberá potenciar las creencias más saludables y seguras, instaurando una metodología que haga ver a los trabajadores que existen otras formas efectivas de desempeñar las funciones.

En la escala de valores de los trabajadores y de la empresa será fundamental incidir en colocar la seguridad y la salud en una posición importante. Aunque la productividad y la eficiencia son valores muy importantes para las empresas, no se debe olvidar el fomento de estas otras ideas entre los requisitos primordiales en el trabajo diario.

Para que la prevención laboral esté presente y los trabajadores se sientan implicados será necesario realizar actividades y cursos donde el personal pueda visibilizar los peligros de la actividad profesional. Mostrar las consecuencias de no contar con una cultura preventiva puede ser uno de los métodos más efectivos para implicar al equipo.

Esto se realizará correctamente y de forma regular si cuentas con el apoyo del personal cualificado pertinente. Estos profesionales expertos en prevención laboral sabrán guiarte y acompañarte en todos los procesos, realizando formaciones mucho más efectivas y fructíferas para empleados o directivos.

La importancia de un personal involucrado en la prevención

Tomar estas medidas será indispensable para conseguir un equipo unido e implicado en la prevención laboral, y cabe recordar la importancia de que esto suceda para la correcta ejecución de los planes de prevención de riesgos.

Una plantilla involucrada permitirá crear cierta autonomía en la ejecución de los planes de prevención, ya que los trabajadores serán los propios supervisores implicados en que todo funcione correctamente. Su buena percepción del riesgo real de las actividades profesionales agudizará la ejecución de las medidas preventivas y permitirá realizar mejoras en aquellos protocolos que no resulten del todo efectivos.

Por |2019-05-21T10:28:12+00:00mayo 21st, 2019|Actualidad, Formación, Prevención|

About the autor: